diseño web

Posicionamiento Web en Buscadores

Nuestro servicio de SEO (Posicionamiento en Buscadores como Google, Bing y Yahoo) incluye: Posicionamiento Orgánico, On-Page SEO, Off-Page Seo, Creación de Backlinks, Análisis de Palabras Clave, Reportes de Visitas y Posiciones.

Cambio automático o manual. El debate está abierto. Hay conductores para todos los gustos. Unos prefieren tener el total control del vehículo, mientras otros prefieren olvidarse de tener que cambiar las marchas y centrarse en la conducción. Podemos decir que cada sistema tiene sus ventajas y desventajas. Pero las ventas marcan una tendencia clara: las cambios automáticos se han duplicado en tres años.

 

REVISTA ENCUENTRA

La tecnología ha llegado para quedarse, los cambios automáticos ofrecen ya una calidad de funcionamiento que deja obsoletas a las cajas manuales. Sus fieles defensores dicen que proporcionan mayor facilidad y confort de conducción. Pero todavía hay más, una electrónica evolucionada es capaz de interpretar en cada segundo los deseos del conductor. Además, hay otro aspecto muy importante y es la eficiencia, el cambio automático reduce el consumo y mejora el rendimiento general de un coche.

En pocas palabras, la transmisión automática facilita la vida al conductor de muchas maneras, y no solo por la mayor sencillez que proporciona al volante: impide que el coche se cale, también que se desplace hacia atrás en las cuestas, e incluso ayuda a alargar la vida de la mecánica, porque no se evitan rozamientos innecesarios como los que provoca un mal uso del embrague en un coche manual. Pero también tenemos la parte negativa: su mayor precio y las reparaciones en caso de avería salen más caras.

Actualmente hay una oferta bastante amplia, pero no todos los cambios automáticos son iguales. La mejor opción son las cajas de doble embrague, popularizadas por Volkswagen, que las denomina DSG. Si has tenido la ocasión de conducir un coche de la marca alemana con esa tecnología te darás cuenta que combina el confort de los automáticos clásicos con el mejor rendimiento de los manuales.

Por otro lado, tenemos otros dos tipos de cambios automáticos: manuales robotizados y CVT o de variador continuo. Los primeros representan no dejan de ser versión anterior a los de doble embrague y son en realidad un cambio manual automatizado. Funcionan bien, aunque son algo lentos y exigen la colaboración del conductor quien debe levantar el pie del acelerador y sincronizar su accionamiento con el del cambio para mejorar la suavidad. 

Por ejemplo, el grupo PSA (Peugeot y Citroën) ha mejorado sus cajas robotizadas CMP, que han pasado a denominarse ETG y funcionan ahora con mayor rapidez y naturalidad. Como todo, es cuestión de probar sensaciones al volante.

Posicionamiento WEB | Publicidad Google | Social Media