diseño web

Posicionamiento Web en Buscadores

Nuestro servicio de SEO (Posicionamiento en Buscadores como Google, Bing y Yahoo) incluye: Posicionamiento Orgánico, On-Page SEO, Off-Page Seo, Creación de Backlinks, Análisis de Palabras Clave, Reportes de Visitas y Posiciones.

A muchas mujeres les suena atractiva la idea de tener orgasmos múltiples, ya sea durante una sesión de sexo o durante varias en una misma noche. Pero, ¿es posible? ¿Todas podemos lograrlo o solo algunas afortunadas?

ORGASMOS MULTIPLES

Como en muchos aspectos de la vida, hay varias cosas que nos diferencian de los hombres, y en temas de placer no podía estar la excepción. Sí, es verdad, los hombres tienen la ventaja de ser capaces de alcanzar un orgasmo de manera más fácil y rápida, pero las mujeres podemos tener varios orgasmos en una misma noche de pasión. Y es que nosotras, a diferencia de los hombres, nos recuperamos casi enseguida de los orgasmos y, por ende, podemos alcanzar otro con mayor rapidez.

Pese a ello, sólo de vez en cuando las mujeres son capaces de experimentar orgasmos múltiples. Así lo sugieren varios estudios, los que indican que éstos son posibles cuando las chicas soportan estar continuamente estimuladas tras alcanzar un primer clímax. Incluso, a muchas mujeres les cuesta lograr tener un orgasmo.

Por lo mismo, si quieres mejores tu conducta orgásmica te recomiendo estos ejercicios que puedes hacerlos en la soledad de tu cuarto; incluso algunos los puedes practicar en público, que ni cuenta se darán.

1- Ejercicios de Kegel

Este ejercicio es bien fácil, se trata de contraer de manera rítmica los músculos que rodean la entrada de la vagina. Este ejercicio sirve para tonificar esa zona y para empezar a familiarizarse con el orgasmo.

Solo tienes que hacer el mismo movimiento varias veces como si cortaras la orina. Los expertos aconsejan que lo hagas varias semanas, unas treinta veces consecutivas. Recuerda, al contraer intenta mantener 2 segundos y luego relajar.

2- Inventario de fantasías

Aquí el ejercicio es más mental. Se trata de hacer una lista detallada de todos los pensamientos eróticos que te producen placer, como por ejemplo partes del cuerpo que te gusta mirar, palabras que te gustan escuchar, posiciones, masajes, besos, caricias, lugares, momentos, etc. Una vez que tengas la jerarquía de fantasías organizada, le dedicarás unos diez minutos al día a pensar en una de ellas, comenzando por las que te resultan más intensas.

3- Autoestimulación corporal general

Se trata de tomarte un tiempo para aprender a reconocer algunas sensaciones corporales placenteras que en este caso no tienen su origen en la estimulación de los genitales. Asegúrate de que por un tiempo de al menos una hora estés sola sin ninguna interrupción. Puedes primero tomarte una ducha o darte un baño de tina así preparas tu cuerpo para lo que sigue. En un ambiente de temperatura agradable, un poco de música y todo aquello que te produzca relajación y confort vas a comenzar a acariciar diferentes partes de tu cuerpo. Quizás te resulte extraño, en este caso puede facilitarte la tarea el hecho de utilizar cremas para el cuerpo o aceites (además hace que el tacto sea más placentero). Utilizando suavemente la punta de tus dedos, la palma de las manos o las uñas como si se tratara de una pluma, acaricia de manera lenta diferentes partes de tu cuerpo. No importas por donde comiences, lo interesante es que recorras toda tu geografía corporal. Si alguna zona te resulta particularmente placentera ante el tacto detente un poco más allí… si ocurre lo contrario entonces pasa de largo.

4- Autoexploración genital

Realiza una detallada y completa exploración de tus genitales, en cada una de sus zonas. Previamente vas a prepararte utilizando tus fantasías y relajando tu cuerpo. Es bueno utilizar alguna crema o lubricante íntimo para facilitar el deslizamiento de la mano. Una vez que identifiques con claridad cada una de las partes de tu anatomía genital externa, vas a estimularlas una por una y con diferentes tipos de caricias para darte cuenta de cuales son tus partes más sensibles y las mejores maneras de estimularlas.

En lo referente al orgasmo, el clítoris tiene un rol fundamental. Por lo tanto aprender a estimularlo es una tarea importantísima y cada mujer tiene sus preferencias particulares. Para quienes no están habituadas a manipularlo es mejor comenzar indirectamente, acariciando a sus costados o sobre el prepucio. Con la práctica las caricias generalmente se van tornando más directas y con un ritmo regular y relativamente rápido.

Una vez que te sientas cómoda con esta estimulación y vayas encontrando las caricias indicadas, utiliza los pensamientos eróticos que identificaste en el ejercicio de las fantasías para potenciar las sensaciones.

¡Ahora a buscar los orgasmos múltiples chicas! Pero recuerden, los especialistas recomiendan tener mucho juego previo. Haz que tu hombre te dé tu primer orgasmo clitoriano usando sus manos o boca (o un vibrador). Inmediatamente después, que continúe estimulando tu clítoris de manera suave por cerca de 30 segundos, y luego que alcance un ritmo normal para repetir la performance. ¡Y voila!

 

Posicionamiento WEB | Publicidad Google | Social Media