diseño web

Posicionamiento Web en Buscadores

Nuestro servicio de SEO (Posicionamiento en Buscadores como Google, Bing y Yahoo) incluye: Posicionamiento Orgánico, On-Page SEO, Off-Page Seo, Creación de Backlinks, Análisis de Palabras Clave, Reportes de Visitas y Posiciones.

La ducha o el baño es un momento del día al que se debería dar mucho más importancia de la que tiene. Gracias a la ducha, puedes limpiar en profundidad tu piel y el cabello para tenerlos en perfectas condiciones. En muchas ocasiones, debido a la falta de tiempo o al propio estrés no se saca el máximo partido a este momento de higiene y limpieza tan importante.

 

Consejos para lograr una ducha perfecta

A continuación te voy a enumerar una serie de consejos para lograr una ducha perfecta y disfrutar de ella.

Consejos para lograr una ducha perfecta

– El tiempo perfecto para ducharse no debe superar los 10 minutos de tiempo. De esta forma evitarás que la piel se reseque innecesariamente.
– La temperatura del agua debe ser tibia, ni muy fría ni muy caliente. Lo ideal es que la temperatura se asemeje lo más posible a la tuya corporal y de esta forma la piel sufre mucho menos.
– Si decides ducharte por la mañana, el agua te ayudará a recargar las pilas y empezar tu jornada con mucha energía. Si por el contrario decides darte un ducha antes de acostarte, el agua te relajará y te ayudará a conciliar el sueño mucho mejor.
– El agua caliente es perfecta para liberar el estrés y la tensión acumulada, por el contrario el agua fría te ayudará a estimular tu organismo cansado. Lo más aconsejable es empezar con el agua caliente y gradualmente bajar la temperatura hasta conseguir que sea fría y estimular toda la circulación sanguínea.

– A la hora de ducharte es muy bueno que uses productos suaves que no dañen la dermis de la piel. Lo mejor son los llamados productos hipoalergénicos que crean una barrera protectora cuidando en todo momento el estado natural de la piel.
– No uses el mismo gel de ducha para la cara y para el cuerpo. Cada zona es diferente y el rostro es mucho más sensible que otras partes del cuerpo.
– A la hora de enjabonarte, es recomendable usar una esponja suave que te sirva para realizar una buena exfoliación de tu cuerpo. Masajea todas las zonas del cuerpo para limpiarlas de posibles impurezas.
– Cuando termines, seca el cuerpo con una toalla de forma suave para evitar dañar la piel.
– Para terminar, aplica un poco de crema hidratante por todo el cuerpo para conseguir proteger la piel y tenerla en perfecto estado.

Estos son algunos consejos muy sencillos que te permitirán cuidar de tu piel mientras te duchas.

 

Posicionamiento WEB | Publicidad Google | Social Media