Tanto en hombres como en mujeres, la moda de depilarse el pubis de forma integral conlleva un riesgo para la salud que se traduce en un aumento de las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), advierten los médicos.